CSSP solicita a las imprentas que elaboran sellos para profesionales o establecimientos de salud, verificar que cuenten con la respectiva autorización de CSSP para elaborarlos, tal como lo indica el Código de Salud. Caso contrario, se harán acreedores de una multa.